martes, 9 de abril de 2013

desde el teatro

A veces Dios existe tan súbitamente.
[...]

[...] y, desde entonces, ni siquiera por un momento, ha habido luz más intensa que esta vela.

------
Un tranvia llamado deseo, Tenesse Williams


No hay comentarios: