sábado, 15 de enero de 2011

traiciones

[de La montana magica de Thomas Mann]

Settembrini lo escuchaba con cuidado, manteniendo cruzadas las piernas y tambien los brazos, mientras con fineza sobaba con un mondadientes su bigote arqueado hacia arriba.
Es digno de atencion- dijo- que el hombre no pueda formular cualesquiera opinion de naturaleza mas general sin traicionarse completamente, sin poner en esa expresion (aunque no lo quiera) todo su ser, sin expresar de algun modo, indirectamente, el tema prinicpal y la cuestion fundamental de su vida. Es lo que le ha pasado ahora a usted, ingeniero. Lo que acaba de decir salio realmente del fondo mismo de su personalidad, e incluso expuso poeticamente a la luz el estado actual de esa personalidad, revelando que se encuentra aun en un estado de experimento...

-------------------------------------
traduccion mia de una traduccion- agradeceria que alguien me senhale la version de un traductor en serio.
leido por vez primera en (y traducido de) la version polaca de Jan Łukowski: T. Mann, Czarodziejska góra, PIW, Warszawa 1961, s. 21

1 comentario:

Pepe del Montgó dijo...

Veo, por casualidad, que no te prodigas mucho pero resulta interesante lo que haces. Después de todo lo interesante es que cada uno haga lo que quiere. Saludos