jueves, 1 de julio de 2010

Wszystko, za co powinniśmy być wdzięczni

Todo aquello que habríamos de agradecer

Łukasz Jarosz

La muerte escribe en mí oraciones completas. Oscura
como la piel de la gente de la eléctrica, órbita de la noche.
Recostado sobre el fino asiento veo pasar las sucesivas
estaciones y observo a una abeja que se va apagando entre
las lunas. El tren toca las tibias de las rieles, frota los alambres,
enciende chispas en la oscuridad. Recibo un mensaje de Elka: ¿Acaso
vivamos para constantemente despedir a alguien?
La separación como el morir, diario de un incesante
viaje. Después resulta que esto es lo que deberíamos
agradecer; insertos en la resina, cubiertos con el párpado.

Oigo murmullos, me paro ante la ventana. Mientras cierro los ojos
intento reconstruir en la memoria el rostro amado, que
por descuido olvidé. Las manos extendidas hacia afuera
barren el aire. Siento como si las hundiera en agua,
en un cesto de grano fresco.


------------------------------------
Poeci na nowy wiek, Biuro Literackie 2010

1 comentario:

Isabel dijo...

Tal vez habría que pone el título de la entrada en castellano...