viernes, 25 de febrero de 2011

Kinga Dunin, Zadyma- cz. 8

Y despues llego el tiempo de otras manifestaciones. Para mi, primero, las feministas. Cuando escuche hablar del feminismo por primera vez ? Puede que justo cuando terminaban los años setenta. O tal vez ya durante el estado de guerra*? En todo caso recuerdo que estaba yo sentada junto a una mesa de cocina con dos alemanas, vestidas con un estilo que podria llamarse “nunca cesare en la contestacion”. Luego alguien me dijo que una de ellas estuvo relacionada con el Grupo Baader-Meinhof, pero tal vez sea solo una leyenda. En todo caso las alemanas no cesaban en la contestacion. Habian venido a Polonia en una especie de safari- se trataba de visitar la oposicion local. Alla, se quejaban, la gente se aburrio de la rebeldia, la generacion del ’68 se cubrio de grasa, mientras aqui, en el lejano Este, se podia encontrar disidentes, es decir una especifica forma de constestacion de Europa del Este. Nuestras narraciones sobre la falta de democracia, el totalitarismo y el vinagre en las tiendas provocaban en ellas solo escepticismo. Hablaban todo el rato sobre un capitalismo que aniquilaba la voluntad y... Si pues, creo que entonces vi por primera vez a una feminista. Aunque entonces no consideraba la historia sobre la discriminacion de las mujeres como una expresion sensata, esta historia no remitia a ninguna realidad, y yo no notaba relacion alguna entre esa historia y mi vida. La democracia formal nos parecia entonces garantia suficiente de todas las libertades deseadas. Y cuando por fin llego, nadie tuvo cabeza para hacerse cargo de las cuestiones de las mujeres. El feminismo no existia en la conciencia social. No aparecia en el discurso publico, no era objeto de reflexiones, ni siquiera de burlas. No habia libros feministas ni tematica de genero en las universidades. En verdad nadie sabia que hay algo asi como sexo y genero. Si acaso existia algun grupusculo feminista, se encontraba en un margen absoluto. A las mujeres que querian ocuparse de las cuestiones de igualdad de derechos, en la renovada Solidaridad, rapidamente se las puso en su sitio.

En 1989 los sueños chocaron con la realidad, que resulto, en muchos aspectos, mejor que aquello que hubo, pero que tambien despertaba nuevos problemas y preguntas. Para mi el momento clave fue el cambio de la ley que posiblitaba el aborto. Recuerdo mi reaccion, cuando escuche hablar de ello por primera vez. “Excelente- dije- asi que tendremos feminismo en Polonia”. Hablando de feminismo, no tenia entonces en mente nada concreto, en el fondo me pasaban por la cabeza una multitud de movimientos intelectuales, opiniones, movimientos sociales, que esperaba aparezcan despues de recuperar la libertad. Polonia dividida entre Solidaridad y la comuna me parecia ya aburrida. Sin embargo, era chocante para mi que, a causa de la nueva ley, ibamos a- en un pais que justo habia recuperado la libertad- perder una libertad que para las mujeres de mi generacion resultaba evidente. La participacion en las manifestaciones pro-choice me permitio experimentar en la propia piel lo que es en la practica la pluralidad. Otro modo de polarizacion. No pertenecia ya al justo y oprimido „nosotros”, me tocaba el papel del Otro- feminista, loca, asesina de niños concebidos, enemiga de la nacion polaca. Me entere que soy lesbiana y judia. La sociedad estaba dividida, y la nacion renaciente se deshacia de distintos cuerpos extrańos. Salio a la luz cuanta conciencia les falta a los polacos de que el estado es propiedad de personas con distintas cosmovisiones e identidades.
Cada año, al volver de la Manifa*, enciendo el televisor para ver las mas o menos mentirosas relaciones de esta manifestacion feminista. Veo como se transforma los lemas, se aplica el metodo de oponer a sus participantes a las mujeres „normales”, se pone un signo de igualdad entre el radicalismo de la manifa y el radicalismo de otros grupos, por ejemplo los de extrema derecha. Una cosa es segura: incluso los autores de los mas amables y obejtivos reportes evitan intentar de interpretar este evento en categorias antisistema. Se da cuenta de postulados sencillos: acceso al aborto, discriminacion en el mercado laboral... El comunicado contracultural de la Manifa: nos ahogamos en la cultura patriarcal, queremos un mundo totalmente distinto- no puede ser leido en el lenguaje del discurso dominante.

-----------------------
...continuara...
*Las dudas que hubiese intentare aclararlas en los comentarios...

1 comentario:

Malheli dijo...

*estado de guerra-vease comentarios a la parte 6;
*Manifa- Manifestacion del 8 de marzo que organiza el movimiento feminista desde el 2000