viernes, 19 de febrero de 2010

Nocturno

Rafel Alberti

Cuando tanto se sufre sin sueño y por la sangre
se escucha que transita solamente la rabia,
que en los tuétanos tiembla despabilado el odio
y en las médulas arde continua la venganza,
las palabras entonces no sirven: son palabras.

Balas. Balas.

Manifiestos, artículos, comentarios, discursos,
humaredas perdidas, neblinas estampadas.
¡qué dolor de papeles que ha de barrer el viento,
qué tristeza de tinta que ha de borrar el agua!

Balas. Balas.

Ahora sufro lo pobre, lo mezquino, lo triste,
lo desgraciado y muerto que tiene una garganta
cuando desde el abismo de su idioma quisiera
gritar lo que no puede por imposible, y calla.

Balas. Balas.

Siento esta noche heridas de muerte las palabras.

1 comentario:

Anónimo dijo...

No,no amaras al aire
Yo quería que me amaras de una manera noble
A veces me gustaba no estar
para que me supongas e imagines mis pasos
Resonando en ciudades
Calles por las que me perdía hasta dar con un parque
Portales invernales donde
Las catedrales comenzaban a alzarse,
Piedras de siglo angosto
Yo quería volver parecido a una estrella
para que me amaras,no al aire
que estuviese conmigo cubriéndome los hombros
ahuecando tu mano para apretarme el cuerpo
metiéndome en tu historia,
la vida de tus días esperando las noches.
Pensaba que la ausencia era una tierra firme
Pero no fue posible
Espesó la negrura
No pude ver tus manos
tensándome las fibras
y saltaron las cuerdas por el aire
quedando rota en un final quebrado
Yo volvía contento
traía la nostalgia
Había ido tan lejos
volvía tan extraño
que pensaba inventarte el amor nuevamente.
Tu lejania me hace quererte mas,
sé que los dias seran igual de tristes
cuando imagino que no estaras a mi lado
Pero te juro que no amaras al aire.
Te espero y te quiero
blanca esperanza de mi vida.