lunes, 7 de septiembre de 2009

Serwus, madonna

Habla, madonna
Konstanty Ildefons Gałczyński

Que sean otro los que escriban libros. Incluso
que les suene la fama como torre de cien campanas,
yo no sé escribir libros, y no me importa la fama -
habla, madonna.

Si no es para mí la calma de libros que brillan en lo alto
y la primavera tampoco para mí, el sol y el verdor aromático
solo la noche, la noche de lluvia y viento, y el alcohol -
habla, madonna.

Hubo otro antes de mí. Vendrán otros luego,
pues la vida es persistente en el tiempo y la muerte no da fruto.
Todo como el sueño que un loco ha soñado distraído-
habla, madonna.

Eres tú, adornada de doradas caléndulas,
flores de mi infancia, tú callada y olorosa-
que el rocío lavará la suciedad de mis manos, te trenzo coronas-
habla, madonna.

No desprecies la corona de un poeta, golfo y granuja;
me conocen redactores, me conoce la policía equina,
y tú eres mi madre, amante y musa-
habla, madonna.

1929
-----------
"Pieśni i inne wiersze" Krajowa Agencja Wydawnicza, Rzeszów 1993

No hay comentarios: